Recetas

Cómo saber si el pollo está malo

Pin
Send
Share
Send
Send


Antes de cocinar cualquier alimento, resulta fundamental asegurarnos de que está en buen estado y apto para el consumo, sin que esto suponga ningún riesgo para nuestra salud. De este modo, es importante saber cuáles son las señales que evidencian que un producto no está bueno y deberemos evitar comerlo, especialmente cuando se trata de alimentos perecederos. Por ello, en queremos explicarte con detalle cómo saber si el pollo está malo.

También te puede interesar: Cómo marinar polloPasos a seguir:1

En primer lugar, es importante conservar el pollo adecuadamente para asegurarnos de que se mantiene en óptimas condiciones. Por este motivo, antes de comprarlo -si es envasado- deberás fijarte en la fecha de caducidad y prepararlo antes de que venza. Si has comprado esta carne en una pollería, carnicería, mercado de abastos, etc. será importante que cocines el pollo antes de dos días, ya que no se recomienda que pase más días en el frigorífico doméstico. En caso de que finalmente no vaya a prepararlo, deberás congelarlo para que no se deteriore.

2

El color de la carne de pollo será uno de los factores que podrá evidenciar que esa carne está mala; por ello, deberás asegurarte de que el pollo tenga un color blanquecino o, en el caso de pollos de corral alimentados a base de maíz, totalmente amarillo. Las pechugas en concreto es normal que cuenten con un color más rosado. Las variaciones de color como puede ser el oscurecimiento de la carne, serán una evidencia de que ese pollo ya no es demasiado fresco.

3

Sin duda alguna, el olor será otro de los aspectos que deberemos evaluar para saber si el pollo está malo. De esta manera, la carne deteriorada adquiere un característico olor a rancio que denotará que no es apta para el consumo.

4

Así mismo, la textura y apariencia del pollo en mal estado también variarán, por lo que una carne viscosa o "babosa" probablemente estará ya estropeada. La carne de pollo en perfectas condiciones debe ser tersa y no resultar pegajosa o desagradable al tacto.

5

En algunos casos, el único síntoma de que el pollo está malo es su sabor, de modo que si al probarlo notas que tiene un gusto raro o peculiar, no deberás comértelo. Aunque su apariencia previa fuera la propia de la carne saludable, las variaciones de sabor en la carne serán también motivo para determinar que no estaba en buen estado.

6

Cabe destacar que el hábito, muy extendido en algunos hogares, de lavar el pollo no resulta beneficioso sino al contrario, ya que puede hacer aumentar la proliferación de bacterias. Así mismo, será fundamental cocinar bien el pollo y nunca dejarlo crudo, para así eliminar los posibles gérmenes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber si el pollo está malo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Pin
Send
Share
Send
Send