Recetas

Cómo hacer leche condensada sin azúcar

Pin
Send
Share
Send
Send


Imagen: lapatilla.com

La leche condensada se caracteriza por su sabor dulce, fruto de la gran cantidad de azúcar que la compone. Elaborarla en casa es fácil, pero muchos dejamos de tomarla precisamente por su alto contenido calórico. Pues bien, esto se acabó. Gracias a la gran variedad de edulcorantes que hoy en día ofrece el mercado alimentario podemos elaborarla baja en calorías. ¿Cómo? Muy fácil. Sigue leyendo este artículo de y descubre cómo hacer leche condensada sin azúcar.

45 minutos Dificultad bajaIngredientes:
  • 300 g de leche desnatada en polvo
  • 250 ml de agua
  • 250 g de fructosa
También te puede interesar: Cómo hacer leche condensadaPasos a seguir para hacer esta receta:1

Para hacer la leche condensada todavía más ligera, utilizaremos leche desntada en lugar de entera. Recuerda que si no dispones de leche en polvo, puedes sustituirla por 550 ml de leche desnatada y eliminar el agua de la receta. Asimismo, si no tienes fructosa puedes utilizar otro edulcorante, pero deberás tener cuidado con las cantidades, pues cada uno tiene una densidad distinta. Por ejemplo si usas maltitol, deberás usar 150 gramos.

2

Lo primero que vamos a hacer es coger un recipiente y mezclar la leche en polvo con el agua. Cuando estos ingredientes se hayan disuelto, incorpora la fructosa y remuévelo todo. Hecho esto, para elaborar la leche condensada sin azúcar, coge una olla o cazo, vierte la mezcla anterior y caliéntala a fuego lento.

Imagen: cremas-caseras.com3

Es importante que vayas removiendo de vez en cuando con una espátula o varillas y no dejes que hierva. Otra opción es calentar la mezcla para obtener la leche condensada al baño María, pero es un tanto más lento. Como ocurre con su versión con azúcar, si utilizas leche desnatada líquida, tardará un poco más en espesar que si usas el formato en polvo.

Imagen: ahorrarentiemposdecrisis.com4

Deberás dejarlo al fuego y remover hasta que la leche condensada light adquiera una textura espesa y cremosa. Al principio es probable que la mezcla se granule por los ingredientes en polvo, pero no te preocupes porque es normal, se tornará lisa con el paso de los minutos. Aproximadamente tardará unos 30 minutos en hacerse, con la leche líquida alrededor de una hora.

5

Cuando la leche condensada haya adquirido la textura adecuada, retírala del fuego y deja que se enfrie. Incluso puedes retirarla un poco antes de conseguir el espesor deseado, pues lo obtendrá una vez fría. Mientras tanto, coge tarros con cierre hermético y esterilízalos. Para acelerar el proceso de refrigeración, puedes introducirla en el frigorífico unos minutos. Verás como acaba de adquirir el espesor que tanto la caracteriza.

6

Una vez tibia o fría, viértela en los tarros, ciérralos y degústala cuando te apetezca. Como ves, elaborar la leche condensada sin azúcar es tan sencillo como seguir la receta tradicional, solo que aquí obtenemos un producto bajo en calorías. No te lo pienses y vuelve a disfrutar de este alimento tan delicioso o preparar con él increíbles postres como el típico arroz con leche.

Imagen: lospeques.com

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer leche condensada sin azúcar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Pin
Send
Share
Send
Send